​​ ​Hoy en la 
Historia de Guatemala ​​

Artículos recientes

14 de abril de 1920:
Se termina el gobierno de 22 años de Manuel Estrada Cabrera
El fin de Estrada Cabrera ha llegado, y se lo reclama la Patria
De la colección del Museo Nacional de Historia de Guatemala
Imagen tomada Wikimedia Commons
El 14 de abril de 1920 terminó la Semana Trágica, y con ella el gobierno de 22 años del licenciado Manuel Estrada Cabrera .  El 8 de abril la Asamblea Legislativa (que hasta entonces era únicamente una figura decorativa y era completamente servil al president) lo traicionó y lo declaró mentalmente incapaz para gobernar, desconociéndolo como presidente y colocando en su lugar al ciudadano Carlos Herrera.

El procedimiento para desconocer a don Manuel fue preparado por su antiguo colaborador Adrián Vidaurre, quien manipuló a los conservadores del Partido Unionista y consiguió hacerse del poder efectivo, dejando a Carlos Herrera como el rostro visible del gobierno.  Todo ocurrió tras el auge del Partido Unionista a prinicipios de 1920 y culminó el 8 de abril durante una sesión de la Asamblea Legislativa, que fue abarrotada por el pueblo de la ciudad de Guatemala y en donde se nombró a una comisión de médicos para que fueran a evaluar al presidente a su residencia oficial en "La Palma" ( que estaba donde ahora está el gimnasio "Teodoro Palacios Flores" en la zona 5 de la ciudad de Guatemala, y que en ese entonces estaba completamente aislada del resto de la capital).  Por supuesto que los médicos no llegaron ni siquiera cerca de "La Palma": todos habían recibido favores del presidente gracias a sus adulaciones desmedidas y le tenían un santo terror; así que, como decimos en Guatemala, "hicieron como que hicieron": fueron a tomarse un refresco a una tienda algo retirada del edificio de la Asamblea y regresaron al rato asegurando que Estrada Cabrera no estaba en condiciones de gobernar.
Caricatura conservadora del gobierno de Manuel Estrada Cabrera​
Imagen tomada Wikimedia Commons
Alli fue la euforia, la algarabía, la felicidad de los capitalinos:  hubo celebraciones en las calles y quienes juraban y aseguraban que don Manuel habia salido huyendo de la ciudad en el tren hacia Puerto Barrios.  Pero pronto supieron la realidad: al enterarse de lo dispuesto por los diputados, Estrada Cabrera simplemente dijo: "¡Ya verán su loco!!!!"

Aun y como estaba, abandonado por todos los politicos (es decir, los diputados y ministros -entre ellos Jorge Ubico-), el aun gobernante era un adversario temible pues contaba con la mayoría de las fuerzas del Ejército; ordenó que empezaran a disparar contra la ciudad  desde la residencia presidencial en "La Palma" - que era prácticamente una fortaleza militar con su propia milicia -  y desde el Castillo de San José -que estaba entonces en las afueras de la ciudad y la dominaba desde un cerro-. Así se iniciaron los combates de la llamada Semana Trágica; los primeros días fueron muy violentos, pero conforme se fue desgastando y sobornando a los soldados afines al presidente la intensidad fue cediendo hasta que por fin, el 14 de abril, don Manuel se rindió y se entregó a los representantes del cuerpo diplomático acreditado en Guatemala. Había sido abandonado por todos los antiguos serviles aduladores, y solamente un amigo estuvo con él hasta el final: el poeta peruano José Santos Chocano, quien fue llevado a prisión junto con el ahora expresidente y los esbirros que les quedaban.

Artillería pesada con que contaba don Manuel en su residencia de "La Palma"
Imagen tomada Wikimedia Commons

Gobernantes de Guatemala

  • Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles! Guatemala: Tipografía Nacional. 
  • Bianchi Smout, Julio (1941). Prólogo de "¡Ecce Pericles!" de Rafael Arévalo Martínez. Guatemala: Tipografía Nacional. 
  • Buchenau, J. (1996). In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico's Central America Policy (1876-1930) (en inglés). Univ of Alabama Pr; Edición: Vintage Intl. ISBN 0-8173-0829-6. 
  • Colón Gómez, Julio (1980). «Mi tío José». Revista Ingeniería (Guatemala: Colegio de Ingenieros de Guatemala). 
  • Hernández de León, Federico (1929). El libro de las efemérides: Capítulos de la Historia de la América Central. Tomo II. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.
  • Montenegro, Gustavo Adolfo (2005). «Yo, el supremo». Revista Domingo de Prensa Libre (Guatemala).  
  • Ortiz Rivas, Silverio (1922). Reseña histórica de la parte que el elemento obrero tuvo en el Partido Unionista. Guatemala: Inédito. «Reproducido parcialmente en el libro ¡Ecce Pericles! de Rafael Arévalo Martínez». 
  • Partido Unionista (11 de marzo de 1920). «Ante Guatemala y ante el mundo». El Unionista (Guatemala) (Alcance al N.º 50). 
  • Prins Wilhelm (1922). Between two continents, notes from a journey in Central America, 1920 (en inglés). Londres, Inglaterra: E. Nash and Grayson, Ltd. pp. 148-209.
  • Vidaurre, Adrián (1921). Los últimos treinta años pasados de la vida política de Guatemala. La Habana, Cuba: Imprenta Sainz, Arca y Cía.