​​ ​Hoy en la 
Historia de Guatemala ​​

Artículos recientes

6 de julio de 1897: fallece Celia Barrios de Reina, madre de José María Reina Barrios

Cortejo fúnebre de doña Celia Barrios de Reyna, el 7 de julio de 1897.
Fotografía de Alberto G. Valdeavellano, publicada por "La Ilustración Guatemalteca".
Imagen tomada de Wikimedia Commons
La vida del presidente general José María Reina Barrios empezó a desmoronarse en marzo de 1897, cuando el inicio de su ambiciosa Exposición Centroamericana coincidió con el colapso del precio internacional del café y de la plata, con lo que quedó inconcluso el ferrocarril que conectaba a la ciudad de Guatemala con Puerto Barrios.  El tramo que faltaba, entre El Rancho de San Agustín y la ciudad, era el más difícil de todos, por los escarpado del terreno y lo alto de las montañas.  Aunado al colapso de la economía nacional, la Exposición terminó de hundir al país en una crisis sin precedentes hasta entonces.
Reina Barrios no quiso reconocer que sus políticas de emprender obras faraónicas de embellecimieno e infraestructura fueron las causantes de la debacle financiera que afectó al país.  Si se hubiera concentrado únicamente en el Ferrocarril del Norte entre Guatemala y Puerto Barrios, el país hubiera resistido los embates del colapso de los precios internacionales del café, pero Reina Barrios descapitalizó las arcas nacionales con la construcción de varios edificios majestuosos, con la creación de un nuevo acueducto, la construcción del puerto de Iztapa (que también quedó inconclusa), el embellecimiento de la Avenida de La Reforma y, por supuesto, la Exposición Centroamericana.  Cuando dio un golpe de estado al estilo de Jorge Serrano y disolvió la Asamblea Legislativa para imponer una constiuyente que autorizara la extensión de su mandato, estallaron las rebeliones en Quetzaltenango y en Oriente.
En ese momento fue cuando se empezaron a producir las desgracias personales para el presidente y su familia.  Primero, el 6 de julio de 1897 falleció doña Celia Barrios de Reina, madre del presidente y hermana del fallecido general Justo Rufino Barrios . Tal y como ocurrió años más tarde con doña Joaquina Cabrera, madre de don Manuel Estrada Cabrera , el cortejo fue magnífica y los restos de la madre del presidente fueron trasladados a su tierra natal, en este caso a San Marcos.

Las desgracias personales no se detuvieron allí para la familia Reina Barrios: el 8 de febrero de 1898, el presidente fue asesinado por el ciudadano inglés Edgar Zollinger, amigo y empleado de don Juan Aparicio, hijo, quien había sido fusilado tras ser acusado injustamente de ser el líder de la Revolución Quetzalteca de 1897.  La muerte del presidente provocó la locura de su viuda, doña Argelia Benton, quien aunque no estuviera enamorada de su esposo, dio a luz a una hija del general Salvador Toledo.  Ambas fallecieron en la década de 1910.
Bibliografía